HISTORIA DEL SUMO


El Sumo es el deporte nacional de Japón. Su historia se remonta a miles de años. Tiene similitudes con el boxeo y la lucha libre. Un deporte parecido se practica en Rusia y en ambas Coreas. Se pueden encontrar referencias a él en la India, China e incluso en antiguos murales de Grecia.

El Sumo no es un simple deporte. En la época prehistórica, el Sumo parece haber sido realizado en rituales agrícolas para implorar buenas cosechas. Por esta razón, los luchadores llevan su pelo largo recogido en un moño, sustentan tradiciones rituales y mantienen la prohibición a las mujeres de pisar el dohyo.Mural japonés

La primera referencia al Sumo en Japón se halla en la mitología. Según esta, los dioses Takemikazuchi y Takeminakata pelearon en las costas de Izumo a lo largo de la costa del Mar del Japón en lo que ahora es Shimane-ken, hasta que el último finalmente perdió. Como quiera que los japoneses no tuvieron ningún documento escrito hasta el siglo VIII, es imposible saber, exceptuando por leyendas, exactamente cuando se originó el Sumo en Japón. Sin embargo, las pinturas de las viejas murallas indican que sus orígenes son muy antiguos.

Se sabe que desde el siglo VIII se practicaba durante los banquetes del Emperador. Desde entonces el Sumo se convirtió en una de las funciones típicas que se hacían durante los banquetes anuales, tradición que continuó durante 400 años. Por aquella época los combates no se celebraban en el dohyo sino que se hacían en el centro de la Sala Imperial del Trono.

Con la llegada del feudalismo después del siglo X y la subida al poder de las clases guerreras, el Sumo se empezó a practicar como una técnica de lucha. En el siglo XVI el estilo cambió, empezando a depender más de acciones de grupos que individuales, con lo que el deporte pasó de las manos de los guerreros a las manos del pueblo, a la vez que comenzaban a aparecer los primeros luchadores profesionales.

Desde 1603 a 1867, los luchadores profesionales eran patrocinados por los señores feudales. Con el fin de este sistema y de la era Tokugawa, comenzaron a construir sus propias viviendas con el apoyo de la gente de las ciudades. Se le empezó a llamar "kanjin-zumo", implicando que estaba siendo realizado para recolectar donaciones para la construcción o reparación de altares, templos, puentes y otras obras públicas. Pero parte del dinero, desde luego, también se usaba para pagar a los rikishi, muchos de los cuales a la vez eran ronin (samurais indómitos). A la hora de la verdad, el dinero recogido se usaba principalmente como salario para los sumotori. El desarrollo de este estilo ha dado lugar a la actual Asociación japonesa de Sumo (constituida en 1.925), que ha preservado sus tradiciones hasta los tiempos modernos. Como ejemplos tenemos el tejado suspendido sobre el dohyo (con forma de un antiguo templo divino) y la vestimenta del árbitro, que simboliza al traje de caza de un guerrero japonés del pasado.

Ritual anterior al combateLa Asociación de Sumo de Tokyo, con 88 nombres de toshiyori, se unió a los 17 de Osaka en 1927 para formar el moderno Sumo Kyokai.

En los últimos tiempos se ha incrementado la internacionalización del Sumo con luchadores de Hawai, Taiwan, Brasil, Argentina y otros paises, lo cual le ha dotado de un mayor interés. De hecho, en 1.993 Akebono, un luchador hawaiano (aunque ahora nacionalizado japonés), cuyo verdadero nombre es Chad Rowan, se convirtió en el primer (y único hasta la fecha) Yokozuna (el grado más alto del Sumo) no japonés de la historia.

En Sumo, como en todas las artes marciales japonesas, la cortesía y el ritual se respetan y los combates comienzan con una inclinación de cabeza de ambos luchadores. Posteriormente tiene lugar el ritual del chiri-ehozu, el cual sólo se da en el Sumo y deriva de la costumbre de la purificación antes de la batalla. Se lleva a cabo por ambos luchadores a la vez y consiste en estar agachados en cuclillas, intercambiar una reverencia con su oponente, frotar y aplaudir con las manos una vez, estirar ambos brazos con las palmas de las manos hacia arriba, volver estas hacia abajo y completar el ritual poniendolas sobre las rodillas.

El ritual del lanzamiento de la sal tiene como objeto purificar el dohyo antes del combate.


Página Principal
Han-Basho 0
Página Principal
Boletines
ozumo.jpg (6654 bytes)
Leonishiki's Sumo Room